Porque nadie nace sabiendo ser padre.

Los padres representan la primera y más influyente escuela de vida de las personas. Eso implica una gran responsabilidad, ya que ellos sólo pueden enseñar lo que saben a sus hijos, y a menudo, hay confusiones incluso contradicciones, que son transmitidas a los hijos. La escuela de padres ofrece la posibilidad de revisar lo aprendido y actualizar conocimientos para aportar a nuestros hijos unos referentes sanos que fomentan la salud de todos los miembros de la familia, colaborando en la evolución psico-bio-emocional de los hijos.

¿Cuáles son las habilidades más importantes de unos buenos padres?

Cada padre es único y presenta cualidades que le hacen ser una persona especial, enriqueciendo el panorama humano, pero lo esencial para que un padre pueda cumplir de manera eficaz su labor reside más bien en su capacidad para adaptarse a los cambios que requiere la propia vida y de los que le acompañan. Capacidades como flexibilidad, reflexión, empatía, humildad para reconocer la necesidad de ayuda, y el respeto a lo diferente, son habilidades fundamentales para ejercer de buenos padres.

¿Qué puede aportar la asistencia a una escuela de padres?

La asistencia siempre aporta cosas nuevas que nos enriquecen. Permite revisar nuestras ideas y reflexionar sobre ellas, tener otro punto de vista alternativo al nuestro, conocer información que amplía nuestro sistema de creencias, estrategias de apoyo para la convivencia cotidiana, encuentro con otros padres y sus diferentes vivencias, obtener referencias consolidadas en base a estudios serios y profesionales, que nos aportan herramientas para gestionar dificultades derivadas de la convivencia familiar, en diferentes etapas evolutivas de nuestro hijo.

¿Cómo funciona la escuela de padres de Instituto Centta?

La escuela de padres en el Instituto Centta se adapta a cada familia en especial y a cada caso en particular, ya que cada sistema humano requiere una mirada especial. Todas las familias tienen recursos que les han permitido llegar al punto donde se encuentran, a pesar de las dificultades que le han podido  surgir, y esas capacidades tienen que ser utilizadas como soporte para lo que, además, se les pueda aportar desde nuestro equipo.

¿En qué casos es recomendable acudir a una escuela de padres?

Siempre es recomendable cuando tenemos interés en el crecimiento y evolución adecuada de nuestros hijos, pero es especialmente indicado cuando sentimos que aparecen dificultades en la convivencia familiar, que a pesar de los intentos de resolución siguen estando presente y generan un alto coste de sufrimiento a cualquiera de los miembros de la familia. También es especialmente recomendable ante la llegada de una nueva etapa del ciclo vital que requiere una adaptación a los cambios.

Programas

Gestión familiar de un TCAGestión familiar del acoso escolarGestión familiar de los problemas matrimonialesComunicación emocionalGestión del fracaso escolar
Los Trastornos de la Conducta Alimentaria son especialmente dolorosos en la convivencia familiar. Con nuestro programa de formación a padres y madres orientamos en la gestión emocional y daremos estrategias para mejorar la relación con el hijo afectado. Trabajaremos con especial atención los eventos sociales, las relaciones entre hermanos y la convivencia.

Duración: 4 sesiones de 60 minutos.

En los casos de acoso escolar muchas familias no saben como actuar en relación a su hijo acosado, los profesores o los compañeros de colegio. Ante este momento tan delicado es importante que el niño reciba en casa algunas pautas y tenga una convivencia que le ayude a gestionar el acoso que sufre en el colegio.

Duración: 3 sesiones de 60 minutos.

Los problemas de pareja pueden afectar a la relación familiar y a los hijos. Es importante que la pareja resuelva esos inconvenientes sin que afecte a la convivencia familiar ni a la vida social o educativa de los más pequeños. Nuestro programa está enfocado en gestionar esos problemas de la forma más adecuada.

Duración: 2 sesiones de 60 minutos.

Los niños y adolescentes, en ocasiones, pueden tener dificultades para expresar sus emociones y sentimientos. Los padres, como principal punto de apoyo y aprendizaje, deben saber crear un ambiente de confianza que fomente esta comunicación familiar.

Duración: 3 sesiones de 60 minutos.

 Cuando un hijo no responde adecuadamente a las exigencias educativas del colegio o instituto, es fácil que afecte a la vida familiar produciendo frustración e incluso ira. Trabajar desde la compresión, el refuerzo de la autoestima y la empatía podremos ayudar al estudiante a mejorar sus calificaciones y tener una relación más sana con él.

Duración: 4 sesiones de 60 minutos.

¿Alguna duda?

Consulta el contenido de nuestros programas o las dudas que tengas sin ningún compromiso:





Correo electrónico (requerido)

Nombre y consulta