Trabajando las exigencias y la empatía

¿Qué es la tolerancia a la frustración?

Es la capacidad para mantener el interés en tareas, situaciones y procesos a pesar de no tener una recompensa inmediata así como afrontar situaciones difíciles e incómodas a pesar de las molestias que ocasionan.

¿Cómo se identifica la intolerancia a la frustración?

Las personas que tienen esta capacidad presentan constancia en sus comportamientos, mayor estabilidad, gestión emocional adecuada, persistencia, sentido del esfuerzo, capacidad de posponer resultados, estabilidad emocional, independencia del entorno…

Los niños con baja tolerancia a la frustración pueden presentar:

  • psicologo infantil para intolerancia a la frustracion Dificultades para controlar las emociones.
  • Son más impulsivos e impacientes.
  • Buscan satisfacer sus necesidades de forma inmediata, por lo que, cuando deben enfrentarse a la espera o postergación de sus necesidades, pueden tener rabietas y llanto fácil.
  • Son exigentes.
  • Pueden desarrollar, con más facilidad que otros niños, cuadros de ansiedad o depresión ante conflictos o dificultades mayores.
  • Creen que todo gira a su alrededor y que lo merecen todo, por lo que sienten cualquier límite como injusto ya que va contra sus deseos. Les cuesta comprender por qué no se les da todo lo que quieren.
  • Tienen una baja capacidad de flexibilidad y adaptabilidad.
  • Manifiestan una tendencia a pensar de forma radical: algo es blanco o negro, no hay punto intermedio.
¿Cómo afecta a la vida del niño?

Los niños que presentan intolerancia a la frustración no saben esperar porque no tienen desarrollado el concepto del tiempo ni la capacidad de pensar en los deseos y necesidades de los demás, facilitando que desarrollen una actitud agresiva y reincidente en el futuro.

¿Cuándo necesita ayuda profesional o el tratamiento de la intolerancia a la frustración?

Cuando percibimos de manera frecuente la dificultad que presenta el niño llevándole a vivir como algo insufrible, situaciones cotidianas.

Pide cita gratuita con un Psicólogo Infantil
¿En qué consiste el tratamiento psicológico de la intolerancia a la frustración?

Gestión emocional, fortalecimiento de la autoestima, habilidades de comunicación, habilidades sociales con técnicas de asertividad y empatía. Control de la impulsividad y aceptación de límites.

¿En qué consiste el tratamiento psicopedagógico de la intolerancia a la frustración?

El tratamiento estará enfocado en el entrenamiento de estrategias de aprendizaje y técnicas de estudio para dotar al menor de recursos para alcanzar sus objetivos.

¿Qué podemos esperar de los tratamientos de la intolerancia a la frustración?

Se trata de una actitud y, como tal, puede trabajarse y desarrollarse. El aprendizaje ofrece una mayor autonomía y sentido vital, capacidad de gestionar las dificultades del entorno, regular las expectativas y mejorar la calidad de vida.

Primera cita gratis

Reserve ahora su cita gratuita con nuestro equipo de Psicólogos y Psicopedagogos infantiles.





Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

Acepto los términos y condiciones